23 de May de 2024

¿Qué es un hipotecante no deudor? Respondemos tus dudas‍

¿Qué es un hipotecante no deudor Respondemos tus dudas

¿Qué es un hipotecante no deudor Respondemos tus dudas

Rate this post

El sector inmobiliario está repleto de términos y conceptos financieros que pueden parecer bastante complicados. Y el concepto del que vamos a hablar hoy es uno de ellos: hipotecante no deudor. 

La figura del hipotecante no deudor no es muy común, por lo que es normal que pocos sepan qué significa el concepto. La dificultad para entender el concepto aumenta porque en esencia se parece mucho a la figura del avalista, pero con algunas diferencias. 

Por esa razón, hemos tomado la decisión de explicarte este concepto de una manera sencilla para que sepas cómo se diferencia de la figura del avalista. Además, te comentaremos las responsabilidades y los riesgos que conlleva ser un hipotecante no deudor.

¿Preparado? ¡Comencemos! 

¿Qué es un hipotecante no deudor? 

Un hipotecante no deudor es una persona que coloca un bien inmueble de su propiedad con el fin de garantizar el pago de una hipoteca adquirida por un tercero. Es un hipotecante porque pone un inmueble como garantía de pago de una hipoteca, pero se le llama no deudor porque no ha recibido dinero ni tiene la obligación de pagarlo con todos sus bienes en casos de impagos. 

La figura del hipotecante no deudor no es común en la contratación de las hipotecas, ya que lo más normal es que sea el solicitante de la hipoteca el que ponga algún bien propio para garantizar el pago de la hipoteca. Incluso, tenemos la figura del avalista el cual es un poco más común. 

Aun así, el artículo 1857 del Código Civil contempla la figura del hipotecante no deudor, y estipula que el hipotecante solo pone su inmueble como garantía de pago de la hipoteca, pero no es responsable de pagar la misma. 

En ese sentido, el hipotecante no deudor tiene cuatro características principales: 

  1. No es el deudor de la hipoteca, ya que solo tiene la obligación de responder con la finca hipotecada
  2. Puede reclamar el importe del impago al deudor en caso de perder el inmueble por el impago de la hipoteca. 
  3. Está obligado a conversar el inmueble mientras que el préstamos hipotecario esté en vigencia. La única manera de venderlo es que el propietario cancela el préstamo que garantiza. 
  4. Debe asegurar el inmueble hipotecado por lo menos en caso de incendio, ya que la propiedad se ha vuelto garantía de una hipoteca. 
El hipotecante no deudor tiene cuatro características principales
El hipotecante no deudor tiene cuatro características principales

¿Cuál es la diferencia entre un hipotecante no deudor y un avalista? 

Un hipotecante no deudor no es lo mismo que un avalista. Aunque los dos cumplen el propósito de garantes en el caso del impago de una hipoteca, el avalista tiene el compromiso de pagar toda la deuda de otra persona si ésta incumple el pago de su préstamo, mientras que el deudor hipotecario solo tiene la responsabilidad de responder con la finca hipotecada. 

Eso significa que en el caso de un impago el avalista debe pagar todo el valor de la hipoteca con sus propios bienes (tanto presentes como futuros), mientras que el hipotecario no deudor sólo debe entregar el valor de la vivienda que fue dada como garantía. 

Además, la responsabilidad del avalista puede transmitirse como herencia, de modo que los herederos tienen el deber de seguir respondiendo por la deuda en caso de que el deudor no lo haga. En el caso del contratante hipotecario, no sucede exactamente igual. Porque el compromiso legal es con la vivienda figurada en el documento hipotecario. De modo que, los herederos sólo tienen la responsabilidad de entregar esa vivienda. 

En pocas palabras, la diferencia entre un hipotecario no deudor y un avalista es el límite de las obligaciones en caso de que el deudor no haga el pago correspondiente. El avalista no tiene límites, debe pagar con todos sus bienes hasta cancelar la deuda, mientras que el hipotecario no deudor solo se limita a la finca del contrato. 

Requisitos para ser un hipotecario no deudor

Solo hay dos requisitos necesarios para ser un hipotecante no deudor: 

  • Ser propietario de un inmueble hipotecable y
  • tener la determinación para responder como garante de la deuda adquirida por un tercero. 

Si estas dos condiciones se cumplen, el banco procederá a tomar la vivienda como garantía. Y por supuesto, para que el banco considere ese inmueble como una garantía de la hipoteca su tasación tiene que ser equivalente o mayor al valor del préstamo solicitado. Además, la vivienda tiene que estar inscrita en el Registro de la Propiedad. 

Requisitos para ser un hipotecario no deudor
Requisitos para ser un hipotecario no deudor

Riesgos de ser un deudor hipotecario no deudor

Ser un deudor hipotecario no deudor tiene sus riesgos. 

Debes tener en cuenta que al momento de poner tu inmueble como garantía de la hipoteca de un tercero, en el momento de un pago quedarás a merced de las acciones que ejecuta el banco para compensar el pago de la hipoteca. 

Y si el prestatario se declara en quiebra, el banco puede reclamar al deudor hipotecario no deudor cualquier deuda pendiente. Lo que significa que tú serás el responsable de pagar la deuda hipotecaria con la vivienda inscrita en el documento. 

Además, figurar como garante de la hipoteca de un tercero impide que puedas vender la propiedad y que puedas constituir esa vivienda para una hipoteca propia, ya que la hipoteca está agravada. La única manera de hacerlo es que la vivienda tenga un valor muy alto. 

Por esa misma razón, ser un hipotecario no deudor conlleva riesgos similares a ser un avalista, y por tanto, es una decisión que debe tomarse con mucha sabiduría y detenimiento. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *