23 de May de 2024

Ser avalista de una hipoteca que no pagan: qué hacer, consejos y más 

Ser avalista de una hipoteca que no pagan_ qué hacer, consejos y más

Ser avalista de una hipoteca que no pagan_ qué hacer, consejos y más

Rate this post

Si alguna vez te han pedido que seas avalista de una hipoteca, quizá te preguntes en qué te has metido. 

Ser avalista puede ser una forma estupenda de ayudar a un ser querido o a un amigo a acceder a la propiedad, pero también conlleva mucha responsabilidad. 

En este artículo analizaremos qué significa ser avalista de una hipoteca en España y qué puede hacer si el prestatario incumple sus obligaciones.

Responsabilidades de ser avalista de una hipoteca

Cuando aceptas ser avalista de una hipoteca, básicamente estás aceptando devolver el préstamo si el prestatario incumple. 

Es importante que conozcas tus responsabilidades como avalista antes de aceptar esta función. 

  • Debes asegurarte de que está de acuerdo con el importe del préstamo y de que conoce bien la situación financiera del prestatario. 
  • También debes asegurarte de que dispone de los medios para hacer frente a los pagos de la hipoteca si el prestatario no puede hacerlo.
  • Serás responsable de las comisiones o gastos que puedan surgir si el prestatario incumple
Responsabilidades de ser avalista
Responsabilidades de ser avalista

¿Qué hacer si el prestatario incumple el pago?

  • Tendrá que tomar medidas para proteger sus propios intereses financieros. 
  • El primer paso es comunicarse con el prestamista y el prestatario para intentar encontrar una solución. 
  • Es posible que pueda elaborar un plan de pagos o renegociar las condiciones del préstamo.
  • Si el prestatario no quiere o no puede hacer frente a los pagos, es posible que tenga que emprender acciones legales para proteger sus intereses. 

En España, existen opciones legales para los avalistas que se enfrentan a impagos. Estas pueden incluir acudir a los tribunales para solicitar una sentencia contra el prestatario, o tomar posesión de la propiedad y venderla para cubrir la deuda pendiente.

Comunicación con el prestamista y el prestatario

La comunicación es clave cuando se trata de ser avalista de una hipoteca. 

Debes asegurarte de que mantienes un contacto regular con el prestamista y el prestatario para estar informado sobre el estado del préstamo. 

Si hay algún problema o preocupación, debes plantearlo lo antes posible para intentar encontrar una solución.

También es importante que comuniques claramente al prestatario tus expectativas y responsabilidades como avalista. 

Opciones legales para el avalista de una hipoteca en España

Si el prestatario incumple el pago de la hipoteca, existen opciones legales disponibles para los avalistas en España. 

  • Una opción es solicitar una sentencia contra el prestatario en los tribunales. Puede ser un proceso largo, pero puede ser necesario si el prestatario no quiere o no puede hacer frente a los pagos.
  • Otra opción es tomar posesión de la propiedad y venderla para cubrir la deuda pendiente. Esto puede ser un proceso complicado, pero puede ser la mejor opción si el prestatario no puede hacer los pagos y usted no puede cubrir la deuda.
Opciones legales para los avalistas en España
Opciones legales para los avalistas en España

Pasos a seguir antes de convertirse en avalista

Antes de aceptar convertirte en avalista de una hipoteca, hay varios pasos que debes seguir para proteger tus propios intereses financieros. Entre ellos se incluyen:

  • Revisa la situación financiera del prestatario para asegurarte de que puede hacer frente a los pagos.
  • Comprueba tu propia situación financiera para cerciorarte de que dispone de los medios para hacer frente a los pagos en caso necesario.
  • Revisa las condiciones del préstamo para estar atento de que comprende tus responsabilidades como avalista.
  • Comunícate con el prestamista para declarar que entiendes sus políticas y procedimientos en caso de impago.

Conclusión

Ser avalista de una hipoteca puede ser una forma estupenda de ayudar a un ser querido o amigo a acceder a la propiedad, pero también conlleva mucha responsabilidad. 

Antes de aceptar ser avalista, es importante que entiendas las responsabilidades y los riesgos que conlleva. 

Si el prestatario incumple, es posible que tenga que emprender acciones legales para proteger tus intereses. 

La comunicación es clave cuando se trata de ser avalista. Debes asegurarte de que mantienes un contacto regular con el prestamista y el prestatario para estar informado sobre el estado del préstamo. 

Si hay algún problema o preocupación, debes plantearlo lo antes posible para intentar encontrar una solución.