15 de May de 2024

Todo sobre subrogación de hipoteca qué es y cuándo es una buena opción

Todo sobre subrogación de hipoteca qué es y cuándo es una buena opción

Todo sobre subrogación de hipoteca qué es y cuándo es una buena opción

Rate this post

Si eres propietario de una vivienda, es posible que hayas oído hablar de la subrogación hipotecaria. Este es un término que se utiliza a menudo en el sector inmobiliario, y está relacionado con cambiar el deudor o acreedor asignado a una hipoteca por otro.

Te estaremos explicando como funciona, en qué casos aplica, sus pros y sus contras, de tal manera que puedas evaluar utilizar este mecanismo.

¿Qué es la subrogación hipotecaria?

La subrogación hipotecaria es el mecanismo legal a través del cual se puede reemplazar al acreedor o al deudor de una hipoteca por otra.  Ambos pueden ser posibles, sin embargo, lo más común es la subrogación en la cual se cambia el acreedor de la hipoteca para mejorar las condiciones del pago. 

La subrogación de la hipoteca permite que puedas cambiar de banco para mejorar las condiciones de pago. Legalmente, tienes permitido cambiar de acreedor, mucho más si consideras que las condiciones hipotecarias del banco actualmente son abusivas, o simplemente quieres buscar una mejor alternativa.

Tipos de subrogación hipotecaria

Existen dos tipos de subrogación hipotecaria: 

  • Subrogación de hipoteca por cambio de deudor

Se da cuando se sustituye al deudor de la hipoteca con otro y sucede cuando se vende una propiedad sobre la cual existe esta carga, depende mucho de que el banco acepte a los potenciales propietarios y tiende a no ser tan común.

  • Subrogación de hipoteca por cambio de acreedor

Se lleva a cabo cuando se sustituye el banco con el que contratamos nuestra hipoteca por otra entidad bancaria con mejores condiciones a pactar, y en los cuales se puede cambiar el tipo de hipoteca de fija a variable o de variable a fija, es un mecanismo elegible directamente por el deudor en busca de mejoras durante la vida la hipoteca.

Tipos de subrogación de hipoteca
Tipos de subrogación hipotecaria

Panorama actual en tema de hipotecas 

Con las intespectivas subidas del euríbor y la tensión inmobiliaria que existe en el país, la mayoría de deudores de hipoteca están arrepentidos de haber tomado una hipoteca de tipo variable, ya que se ha experimentado una subida hasta del 2% en el transcurso de un año. 

Gracias a esto, la subrogación hipotecaria por cambio de acreedor no se ha hecho esperar entre muchos españoles, los cuales cambian la hipoteca de banco en búsqueda de mejorar las condiciones, como cambiar la hipoteca variable a una fija o de fija a una variable. 

Ventajas de la subrogación hipotecaria

La principal ventaja de la subrogación hipotecaria por cambio de acreedor es que puede ahorrarle dinero. Al transferir su hipoteca a un banco que ofrezca mejores condiciones o el cambio de tipos de interés más bajos, puede reducir sus pagos mensuales y ahorrar dinero durante la vida del préstamo.

La otra ventaja en función de la subrogación de hipoteca por cambio de deudor es que en caso de la venta de una propiedad el comprador se ahorrará gastos de registro e impuestos.

¿Cómo es el proceso de subrogación de una hipoteca?

El proceso de subrogación de hipoteca suele implicar los siguientes pasos:

  1. Investiga otros bancos: indaga posibles bancos para encontrar uno que ofrezca mejores condiciones o tipos de interés más bajos que tu banco actual.
  2. Solicita la subrogación: solicita la subrogación al nuevo banco para que revisen la solicitud y determinen si cumples con sus requisitos de elegibilidad.
  3. Obtén una oferta de subrogación: si tu solicitud es aprobada, tu nuevo banco te proporcionará una oferta de subrogación en la que se detallan las condiciones de tu nuevo préstamo.
  4. Tu hipoteca actual será pagada: el nuevo banco se encargará de cancelar tu hipoteca actual y el viejo banco le transferirá la propiedad de tu vivienda.
Requisitos legales para la subrogación de hipoteca
Requisitos legales para la subrogación de hipoteca

Requisitos legales para la subrogación de hipoteca 

para que se constituya la nueva hipoteca es importante que tengas claros los requisitos que vas a tener que cumplir, y entre ellos estarán los siguientes: 

  • Tener un historial laboral y financiero limpio: debes tener solvencia económica, buenas condiciones laborales, y ningún préstamo en vigor con cuotas impagas.
  • No tener retrasos en el pago de las cuotas de hipoteca que deseas subrogar: debes tener al día todas las cuotas de la hipoteca.
  • Tener un capital pendiente por amortizar menor o igual al 80%: es decir que con la hipoteca anterior debiste haber cancela el 20% o más del capital de la hipoteca.

Documentos necesarios para la subrogación hipotecaria

Para llevar a cabo una subrogación de hipoteca, tendrás que proporcionar a tu nuevo banco los siguientes documentos:

  • Justificantes de ingresos: Esto incluye tu declaración de la renta más reciente, tres últimos recibos de nómina.
  • Prueba de residencia: Esto incluye una factura de servicios públicos u otra documentación que demuestre tu dirección actual.
  • Documentación financiera: Esto incluye información sobre tu hipoteca actual, cualquier deuda pendiente y otra información financiera que pueda ser relevante para tu nuevo banco.

Riesgos y consideraciones para la subrogación hipotecaria

Aunque la subrogación hipotecaria puede ser una excelente forma de ahorrar dinero en tu hipoteca, existen algunos riesgos y consideraciones que debe tener en cuenta. Por ejemplo, si estás transfiriendo tu hipoteca a un nuevo banco, puedes estar sujeto a nuevas tasas y cargos que antes no pagabas.

Además, si transfieres tu hipoteca a un banco ajeno a tu banco actual, puedes estar sujeto a nuevos términos y condiciones que desconocías. Es importante que revises detenidamente las condiciones de tu nuevo préstamo antes de firmar el contrato. 

Por último, si estás considerando la posibilidad de subrogar tu hipoteca porque tienes dificultades para hacer frente a los pagos mensuales, es importante recordar que la transferencia de tu hipoteca a un nuevo banco puede no resolver tus problemas financieros. Antes de recurrir a la subrogación, considera la posibilidad de hablar con un asesor financiero o buscar otro tipo de ayuda financiera para determinar tus opciones.

Conclusiones: ¿Es la subrogación hipotecaria adecuada para ti?

La subrogación hipotecaria puede ser una excelente manera de ahorrar dinero en tu hipoteca y renegociar las condiciones de tu préstamo. Sin embargo, es importante considerar cuidadosamente tus opciones y revisar los términos de tu nuevo préstamo antes de perseguir la subrogación.

Si estás interesado en recurrir a la subrogación hipotecaria, tómate tu tiempo para investigar posibles bancos y revisar los requisitos legales y los documentos necesarios. Con la preparación y asistencia adecuadas, la subrogación hipotecaria puede ser una excelente forma de ahorrar dinero y alcanzar tus objetivos financieros.

Pero también debes tener cuidado y leer bien las nuevas condiciones del banco. Porque podrías arriesgarte a que las condiciones empeoren en lugar de mejorar. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *