17 de May de 2024

Pedir una hipoteca para reformar una vivienda: ¿es posible? 

Cómo pedir una hipoteca para reformar una vivienda

Cómo pedir una hipoteca para reformar una vivienda

Rate this post

¿Estás pensando en comprar una vivienda que necesita reformas o de reformar tu propia vivienda, pero no tienes suficiente dinero para financiar los cambios que te gustaría hacer? Si es así, no te preocupes, porque existen opciones para pedir una hipoteca específicamente diseñada para la reforma de viviendas. 

A través de este tipo de préstamos hipotecarios, podrás hacer realidad tus proyectos de reforma y mejorar la calidad de vida en tu hogar. Pero antes de sumergirte en los detalles, es importante conocer los aspectos clave de este tipo de hipotecas y cómo puedes solicitarlas de manera efectiva. 

En este artículo, te guiaremos a través de todo lo que necesitas saber sobre cómo pedir una hipoteca para reformar una vivienda.

¿Cómo financiar la reforma de mi vivienda?

Hay dos maneras de financiar la reforma de una vivienda. La primera posibilidad es solicitar un préstamo para la reforma de una vivienda o una hipoteca para reforma. 

Préstamos para reforma

Los préstamos para reforma se encuentran entre las opciones más populares de financiación para reformar una cosa, puesto que es la manera más rápida de conseguir el financiamiento. 

El importe máximo de préstamos que suelen dar los bancos es de 20.000€ para cumplir su objetivo. En la mayoría de los casos, necesitarás ser un cliente para solicitar este préstamo, aunque hay algunos bancos que no tienen este requisito. 

Hipoteca para reforma 

Sí es posible solicitar una hipoteca para reformar una vivienda, sin embargo, desde ahora te adelantamos que esta puede tener muchas complicaciones, sobre todo por todo lo implicado en la tasación de la vivienda.

Pero aparte de este punto, puede ser una excelente manera de reformar una vivienda propia o de comprar una vivienda para reformarla. 

Además, tienes la posibilidad de ampliar tu hipoteca a través de una novación hipotecaria, alargando los plazos de las cuotas y solicitando mayor capital. 

Pros de pedir un préstamo para reformas

Pedir un préstamo para reformas es la manera más popular de financiar las reformas de una vivienda, y la razón se debe a la ventajas que estas tienen, tales como: 

  • El financiamiento es más rápido, el procedimiento es más sencillo porque no necesitas entregar tanta documentación como en el caso de una hipoteca. 
  • La formalización es menos costosa, por lo menos en comparación a si lo haces con una hipoteca. No necesitas acudir a ningún notario ni hacer ningún tipo de tasación. 
  • No necesitas tanta documentación, los requisitos son mínimos para solicitar este tipo de préstamos. 
  • Tampoco necesitas tasar la vivienda, ya que el préstamos no depende en ningún sentido del valor total de la vivienda.  

Pros de solicitar una hipoteca para reformar la casa

Pedir una hipoteca para realizar mejoras en la vivienda puede ser una buena opción si tiene mucho capital en su casa. Los pros incluyen:

  • El interés es considerablemente menor que los préstamos, por lo cual, no tendrás que pagar tanto dinero en interés, y a largo plazo, el financiamiento para la reforma te saldrá más económico. 
  • Un mayor plazo de devolución, tienes hasta 10 años para pagar este tipo de hipotecas, lo que a su vez significa que las cuotas mensuales son más fáciles de pagar. 
  • Puede solicitar un importe más alto. Mientras que en el préstamos puedes solicitar hasta 20.000€, en una hipoteca puedes solicitar hasta el 65% del valor de la tasación. 

Requisitos bancarios para préstamos e hipotecas para mejoras en la vivienda

Los bancos tienen diferentes requisitos para los préstamos e hipotecas para reformas. Para un préstamo, estos suelen ser los requisitos: 

  • Superficie edificada: la reforma debe implicar un 50% o más de la superficie edificada.
  • Coste presupuestado: el coste presupuestado de las obras debe alcanzar al menos el 50% del valor de reemplazamiento bruto de la edificación (excluido el valor del terreno).
  • Presupuesto detallado: se debe contar con un presupuesto con todo detalle de la empresa que va a realizar la reforma.
  • Acreditación de ingresos: es necesario aportar documentación que acredite los ingresos del solicitante, como el contrato de trabajo y las nóminas.
  • Aval o seguro de impago: en ocasiones, se requiere un aval o seguro de impago, sobre todo en los préstamos hipotecarios de importe mayor.

Requisito para solicitar una hipoteca para reformar la vivienda

En el caso de que quieras ampliar tu hipoteca para hacer la reforma a la vivienda, debes cumplir con estos requisitos: 

  • Justificar el destino del dinero: es posible que se requiera presentar presupuestos y facturas proforma que justifiquen en qué se va a destinar el dinero de la ampliación de la hipoteca.
  • Historial de pagos: es necesario no haber fallado nunca con los pagos y estar al corriente de los mismos. Esto significa no haber incurrido en impagos o retrasos en pagos de cuotas de la hipoteca o de otras deudas.
  • Endeudamiento adecuado: es importante contar con un nivel de endeudamiento adecuado, lo que significa que el porcentaje de deuda no debe superar un cierto porcentaje de los ingresos.
  • Estabilidad laboral: es necesario contar con estabilidad laboral, es decir, tener un trabajo estable y una antigüedad mínima en el mismo. Esto facilitará la aprobación de la ampliación de la hipoteca.

En el caso de que quieras solicitar una hipoteca para comprar una casa que necesite reforma, estos son los principales requisitos:

  • Ingresos fijos: se requiere disponer de ingresos fijos, que permitan hacer frente al pago de la hipoteca.
  • Estabilidad laboral: contar con un trabajo estable y una antigüedad mínima en el mismo.
  • Porcentaje de endeudamiento: el porcentaje de endeudamiento no debe ser mayor al 35% de los ingresos.
  • No estar en listados de morosidad: es importante no haber estado en listados de morosidad como ASNEF o RAI.
  • Aportar documentación: es necesario aportar toda la documentación que se solicite por parte del banco.
  • Relación con el banco: es recomendable tener una relación previa con el banco donde se solicita la hipoteca, ya sea como cliente o a través de otras operaciones financieras.

Infografía:
Titulo: Requisitos para solicitar préstamo o hipoteca para reformar la vivienda

Para prestamosPara ampliar hipotecaPara una nueva hipoteca
Superficie edificadaCoste presupuestadoPresupuesto detalladoAcreditación de ingresosAval o seguro de impagoJustificar el destino del dineroHistorial de pagosEndeudamiento adecuado.Estabilidad laboral:Ingresos fijosEstabilidad laboralPorcentaje de endeudamientoNo estar en listados de morosidadAportar documentaciónRelación con el banco
Requisitos para solicitar préstamo o hipoteca para reformar la vivienda
Requisitos para solicitar préstamo o hipoteca para reformar la vivienda

Tipos de hipotecas para reformar

Existen dos opciones principales para financiar una reforma: solicitar una hipoteca específica para ese fin o añadir el coste de las obras en la hipoteca destinada a la adquisición de la vivienda. A continuación, se explican las características de cada opción

Hipoteca específica para reformas

Este tipo de hipoteca se solicita cuando no hay ninguna otra hipoteca sobre la propiedad. Es decir, la vivienda en la que se va a realizar la reforma está completamente pagada. 

Tienen plazos de amortización más cortos (normalmente no superan los 15 años) y ofrecen un porcentaje de financiación más bajo que una hipoteca para la compra de una primera vivienda (raramente superior al 80% del valor de tasación). 

Al solicitar este tipo de hipoteca, es necesario presentar presupuestos de la reforma y negociar con el banco la posibilidad de obtener financiación para pagar las obras. En caso de que el importe no supere los 30.000 euros, es posible que el banco ofrezca un préstamo para reformar en lugar de una hipoteca.

Hipoteca para compra y reforma

Esta opción es adecuada si la vivienda que se desea adquirir necesita una reforma. Consiste en añadir el coste de la compra y las obras en la hipoteca correspondiente. 

Es importante tener en cuenta que no es fácil de conseguir, ya que el porcentaje de financiación que otorgan los bancos no suele superar el 80% del valor de tasación del inmueble. 

En los años previos a la crisis de 2007, era común solicitar una hipoteca y añadir otros gastos, como las obras o los muebles. Sin embargo, en la actualidad, los bancos son más estrictos al establecer la financiación que ofrecen.

Conclusión: ¿cuál es la mejor opción para ti?

En conclusión, si estás pensando en solicitar una hipoteca para reformar tu vivienda existen varias opciones que puedes considerar. Tienes que evaluar las diferentes alternativas y debes tener en cuenta los requisitos que los bancos exigen para otorgar la financiación. 

Es fundamental presentar presupuestos detallados de las obras y tener en cuenta el nivel de endeudamiento adecuado. Además, es importante contar con un historial de pagos sin fallos y con estabilidad laboral. 

Si cumples con estos requisitos, podrás obtener una hipoteca para reformar tu vivienda y así mejorar tu calidad de vida y el valor de tu propiedad. Recuerda que antes de tomar una decisión, es recomendable evaluar todas las opciones y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *