23 de May de 2024

¿Qué son las hipotecas bonificadas y cuáles son sus beneficios?

Qué son las hipotecas bonificadas y cuáles son sus beneficios

Qué son las hipotecas bonificadas y cuáles son sus beneficios

Rate this post

Las tasas de interés son lo que nos suele dar más dolores de cabeza al momento de adquirir una hipoteca. Si eres como la mayoría de las personas, probablemente visites diferentes bancos buscando la mejor tasa de interés. No obstante, hay una manera legal de reducir la tasa de interés de una hipoteca y se llama: “hipotecas bonificadas”. 

Si quieres saber qué son las hipotecas bonificadas y si realmente te convienen, acompañanos en este post. 

¿Qué es una Hipoteca Bonificada?

Una hipoteca bonificada es una hipoteca que tiene un tipo de interés más bajo del común, con la condición de que contrates servicios adicionales al banco con el cual estás solicitando la hipoteca. 

La hipoteca bonificada lo que hace es que, a cambio de que contrates más servicios del banco, tendrás que pagar un solo préstamo con una tasa de interés menor. 

¿Cómo funcionan las hipotecas bonificadas?

La principal característica de las hipotecas bonificadas es que tienen un tipo de interés mínimo cuando contratas otros productos del banco. 

Cuando el banco te dé la hipoteca bonificada, deberá proveer toda la información de la hipoteca, incluyendo el coste total de la hipoteca con y sin la bonificación, explicando el valor diferencial que existen por contratar productos adicionales del banco. 

¿Qué productos están vinculados a una hipoteca bonificada? 

Tienes que tener bien en claro que los bancos tienen prohibido obligarte a contratar un producto relacionado a la hipoteca, por lo que esto siempre tiene que ser una decisión propia. 

Los únicos productos que debes contratar son aquellos relacionados a los seguros que garantizan el cobro de la deuda, tal y como se estipula en el artículo 17. 

Pero sí es posible contrastar productos combinados del banco con el fin de mejorar el tipo de interés del préstamos: 

  • Solicitar tarjetas de crédito o débito. 
  • Contratar depósitos bancarios.  
  • Domiciliar la nómina. 
  • Contratar un seguro de hogar, de vida o de protección de pagos. 
  • Adquirir participaciones en un fondo de inversión. 
  • Suscribirse a un plan de pensiones. 

Ten en cuenta que mientras más productos contrates, mayor será la bonificación de la hipoteca. Pero cuidado, aunque la tasa de interés es menor, podrías terminar pagando más dinero en todo el curso de la hipoteca. 

¿Cómo solicitar la hipoteca con bonificación?

Para solicitar una hipoteca bonificada necesitarás abonar el coste de todos los productos combinados que contrates. Además, considera que siempre tendrás que sumarle el coste de los seguros que reducen el diferencial de la hipoteca, aun cuando se reduzca de manera considerable el tipo de interés. 

Ejemplo de hipoteca bonificada

Veamos con hipotecas reales cómo funciona la hipoteca bonificada. Los clientes pueden contratar tres tipos de hipotecas: 

  1. La hipoteca de interés fijo. Tiene un interés fijo, es decir, se paga siempre la misma cuota durante la vida del préstamo. Cuando se aplica la bonificación, el tipo de interés se encuentra a partir de 1,30% TIN (1,50% TAE). Sin la bonificación, el tipo de interés sería desde 1,70% TIN y TAE. 
  2. La hipoteca de interés variable. La cuota varía en función del Euríbor cada seis meses. Lo que significa que puede subir o bajar dependiendo de las circunstancias. Cuando la hipoteca tiene bonificación, la tasa de interés parte del Euríbor a 1 año + 0,95% (1,95 TIN durante el primer año y 2,15% el TAE variable). Cuando es sin bonificación, va desde Euríbor a 1 año + 1,35% (2,35% TIN durante el primer año y 2,37% el TAE variable). 
  3. La hipoteca de interés mixto. Es una combinación de las dos anteriores. Durante los primeros 10 años, la tasa de interés será fija. Y en subsecuente, se calculará en función del Euribor. Durante los primeros diez años, la hipoteca bonificada será de 1,05% TIN y sin bonificar será de 1,45% TIN. Posteriormente, se calculará con base a Euríbor a 1 año + 0,49% lo que quede del préstamo. En caso de no tener bonificación, será de Euríbor a 1 año + 0,89% toda la vida del préstamo. 
Ejemplo de hipoteca bonificada
Ejemplo de hipoteca bonificada

Hipoteca bonificada vs hipoteca sin bonificar, ¿cuál es la mejor para ti? 

¿Realmente supone un ahorro? Depende del usuario que la contrate. La hipoteca bonificada supone un ahorro al corto tiempo, principalmente porque las tasas de interés será menor. Por lo que es recomendable si quieres ahorrar al corto plazo. 

No obstante, en muchos casos contratar una hipoteca bonificada significa que vas a terminar pagando más al final de la hipoteca, por la suma de todos los productos contratados. 

Por tanto, es necesario que te asegures si realmente vale la pena contratar una hipoteca bonificada. Recuerda siempre leer los términos y condiciones de la hipoteca, los montos y la tasa de interés de ambos tipos de hipotecas. Y así sabrás si realmente vale la pena. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *