17 de May de 2024

Qué es la cláusula suelo, cómo reclamar y calculadora

Qué es la cláusula suelo, cómo reclamar y calculadora

Qué es la cláusula suelo, cómo reclamar y calculadora

5/5 - (1 vote)

¿Mueres por saber si el préstamo hipotecario que tienes en tus manos tiene una cláusula suelo? Es más que entendible que durante todo este papeleo, tengas la curiosidad de conocer más acerca de qué es lo que estás haciendo realmente. 

Y es ahí en donde aparecemos nosotros con todos los apuntes para que triunfes como se debe. 

La cláusula suelo o suelo hipotecario es una cláusula que define un interés mínimo sobre el préstamo que te ha entregado el banco, es decir, sobre tu hipoteca. 

Es por ello que este tema es de gran interés para ti, entérate ahora mismo cómo funciona la calculadora cláusula suelo y los demás detalles que tenemos que contarte: 

¿Qué es la cláusula suelo? 

También conocida como el suelo de las hipotecas, se trata de una cláusula en la que se establece el mínimo interés de las hipotecas que son variables. 

Ahora, el suelo hipotecario se aplica al préstamo, como un interés mínimo, en caso de que la sumatoria del euríbor más el diferencial dé como resultado un monto menor a lo que se ha estipulado en el contrato de la hipoteca. 

También podrás escuchar por ahí el término de «cláusula techo» que se refiere a todo lo contrario o es la antítesis de la cláusula suelo. Y se trata del tope o interés máximo que puede tener una hipoteca variable. 

¿Qué pasa con la devolución del monto pagado? 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableció en el año 2016, que los bancos estaban en la obligación de devolver el dinero extra entregado por los usuarios correspondiente a las cláusulas suelo. 

Si, por ejemplo, llevaste a cabo la firma de tu hipoteca entre el año 2001 hasta el año 2012 y la cuota que pagas mes a mes no tiene reflejada una reducción de su coste, incluso cuando el Euríbor fluctúe a tu favor; lo más probable es que tu contrato hipotecario esté sujeto a una cláusula suelo. 

Nota: el párrafo anterior es un claro ejemplo de que las condiciones de las hipotecas mal negociadas pueden traer consecuencias a largo plazo, sobre todo en tu economía. Es por esa razón que existen soluciones que te permiten estar mejor documentados sobre los procesos hipotecarios y sus derivantes. 

«¿Y entonces cómo puedo recuperar el dinero que he pagado de más?»

Lo primero que tienes que hacer si te encuentras en esta incómoda situación, es buscar asesoramiento legal respecto al tema, ya que las entidades bancarias en sí no se encuentran obligadas a hacer la devolución del dinero que has entregado. 

Por lo que tienes que asesorarte con profesionales que sean capaces de evaluar tanto la cantidad aproximada de la devolución, como las condiciones de la demanda que tendrás que interponer; es entonces que tienes que tomar en cuenta factores como: 

  • El porqué la cláusula no es válida
  • El cálculo de las cantidades extra mes a mes
  • El cálculo actualizado de lo que sí te corresponde pagar 
Qué incluir en una solicitud de devolución
Qué incluir en una solicitud de devolución

«¿Y cómo podría darme cuenta de que mi hipoteca tiene una cláusula suelo?»

Para poder saber o identificar si tu préstamo hipotecario está sujeto a esta cláusula, tendrías que revisar el contrato o documento que firmaste. También puedes pedir asesoría a tu banco para que te indiquen en qué parte se especifica dicha condición y qué podrían hacer los abogados por ti. 

También es importante que sepas que las cláusulas suelo están sujetas a sus condiciones dependiendo de cada banco, es decir, que cada entidad tiene un respaldo de cómo aplicaría las cláusulas suelo a los créditos hipotecarios. 

Un ejemplo de lo que sería un préstamo hipotecario con suelo 

Aquí tenemos un ejemplo práctico de lo que sería una hipoteca con suelo: firmas el contrato de una hipoteca que tiene un interés sujeto al Euríbor del 1% y cuenta con un suelo del 2,5%. 

Si el Euríbor se encuentra en el 1% en el momento de contratar tu hipoteca, quiere decir que el valor de tu interés será de 3,5%. 

Pero si el Euríbor tiene una reducción de hasta el 0,5% en los meses posteriores a la firma del contrato, quiere decir que el interés suelo de tu hipoteca será del interés mínimo establecido en el documento, es decir, el 2,5%. 

Razones por las que es una cláusula «injusta» o abusiva 

Lo que sucedió, en palabras sencillas, es que la mayoría de entidades bancarias no informaron a los usuarios que sus hipotecas estaban sujetas a la cláusula suelo. 

Es por ello que muchas personas afectadas se vieron en la obligación de asistir al Tribunal Supremo a interponer las demandas correspondientes a la poca transparencia que tenían las condiciones de sus escrituras. 

Esto corresponde al periodo de tiempo 2003 – 2008 en el que el sector inmobiliario español tenía un interés mínimo estándar para las hipotecas variables, este interés no superaba el 2%. Lo que daba como resultado que las entidades pudieran cubrirse las espaldas en caso de que el Euríbor fuera en descenso. 

Luego del año 2009, el precio del Euríbor fue en bajada y se estableció muy por debajo del 2%, lo que trajo como consecuencia que aquellas personas que tuvieran intereses por más del 2% no vieran una reducción en el precio de las cuotas que pagaban mes a mes. 

Lo que se traduce a que: el Euríbor bajó, pero los bancos seguían cobrando intereses más altos al porcentaje que establecía el Euríbor, porque así lo habían acordado los clientes en el momento de firmar el contrato hipotecario.

El error más grave fue que muchos de esos usuarios ni siquiera eran conscientes de que sus hipotecas estaban sujetas a la temida cláusula suelo. 

Calculadora cláusula suelo

Existen calculadoras en línea que te pueden echar una mano con ese trabajo; sin embargo, la vía tradicional (lápiz y papel), también es una buena alternativa para dar con un resultado aproximado a tus cálculos

Es importante que tomes en cuenta que no todos los bancos aplican esta cláusula a sus préstamos hipotecarios, por lo que sería bueno que también tomes en cuenta las excepciones que tiene cada entidad. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *