17 de May de 2024

Hipoteca para una casa a reformar: ¿Es buena idea?

Hipoteca para una casa reformada

Hipoteca para una casa reformada

Rate this post

Las hipotecas son bastante comunes dentro de España y quienes las solicitan suelen usar el dinero para comprar una vivienda. No obstante, a pesar de que este es el concepto básico de una hipoteca, hay que destacar que las hay de varios tipos. Es por ello que también puedes solicitar una hipoteca para una casa a reformar.

Supongamos que ya tienes una vivienda, pero quieres hacerle grandes cambios por medio de una reforma y buscas un préstamo bancario para financiarlo, es esta hipoteca la que te resultará factible.

Así que, si te interesa solicitar un crédito de este estilo y tienes dudas al respecto, hoy te explicaremos todo lo que debes conocer sobre ellas.  

¿Qué es una hipoteca para reformas?

Tal y como su nombre lo indica, se trata de un préstamo de tipo hipotecario mediante el cual recibes una suma de dinero que irá dirigida a las obras de reforma de la vivienda.

El hecho de que sea un préstamo que se presente en este formato tiene que ver con el hecho de que debes hipotecar tu piso o vivienda.

Además, si quieres acceder a este servicio bancario, debes asegurarte de que la casa en cuestión esté libre de cargas, de otro modo, no te entregarán la hipoteca.

En estos casos, te puedes encontrar con una hipoteca cuyos importes mínimos suelen ser de 30.000 euros y pueden alcanzar un máximo que equivalga al 50% del valor de tasación de la vivienda.

Cabe destacar que este tipo de préstamos suelen tener un plazo máximo de devolución de 20 años.

En lo que respecta a la tasa de interés, puede llegar a un 3% o tal vez un poco más.

Sin embargo, sigue siendo un porcentaje de intereses un poco más bajo que el de los préstamos bancarios personales.

¿Todos los bancos ofrecen hipotecas para una casa a reformar?

Si esta es una opción que te llama la atención, debes estar consciente de cuáles son los bancos que ofrecen este tipo de hipotecas.

A pesar de que es un préstamo que a muchas personas les interesa, no todos los bancos españoles la ofrecen.

En su defecto, algunas de las entidades que la ofertan no las publicitan de manera abierta, por lo que debes indagar y preguntar bien con aquellos bancos que más te llamen la atención.

Hoy en día, se sabe que entidades como Banco Mediolanum e Hipotecas.com se encargan de ofrecer este tipo de hipoteca para una casa a reformar de manera abierta.

No obstante, si cuentas con una situación económica estable, puedes llegar a acuerdos con algunas otras entidades bancarias de gran renombre para adquirir una hipoteca para la reforma de viviendas.

En este caso, podrías negociar con bancos como CaixaBank, Santander o Bankinter, por ejemplo.

¿Cómo solicitar una hipoteca para reformas de viviendas?

Tal y como hemos venido mencionando, lo primero que debes hacer es encontrar un banco que te ofrezca una hipoteca de este estilo y que tú cumplas con los requisitos que cada uno de ellos ponga sobre la mesa.

Por lo tanto, explicar el paso a paso de cómo se puede realizar esta solicitud de una hipoteca para una casa a reformar y cómo sería el procedimiento se vuelve algo complicado, por no decir imposible.

Al final del día, todo dependerá de lo que el banco esté dispuesto a ofrecerte como una hipoteca de reforma de vivienda.

Por norma general, en este tipo de préstamos hipotecarios, se te solicitará como requisito no poseer ningún otro tipo de carga en la vivienda y se analizará tu estatus económico actual para determinar si podrás cubrir las cuotas.

¿Existen alternativas para obtener una financiación de reforma?

Ahora bien, supongamos que no has encontrado un plan de hipoteca que cubra tus necesidades para una reforma, pues debes saber que no se trata de la única opción.

Si tienes una casa a reformar o si vas a comprar una casa que requiere de una reforma, cuentas con otras alternativas de créditos que te pueden funcionar.

Así que, procederemos a analizarlas para que estés al tanto de qué van las mismas:

  1. Hipoteca de compra y reforma

Iniciemos con el caso de que has visto una casa que te interesa, pero requiere de ciertas remodelaciones.

En ese caso, lo que puedes hacer es solicitar una hipoteca de compra y reforma.

Se trata de un tipo de préstamo hipotecario en el que recibirás el monto necesario como para pagar la vivienda y cubrir los gastos de la reforma.

No obstante, a pesar de que se trata de una posibilidad que sigue vigente a día de hoy, sí que es otra opción que puede resultar difícil de encontrar.

En este aspecto, las entidades bancarias se han vuelto bastante estrictas, por lo que debes estar seguro de que cumples con todos los requisitos y cuentas con una buena entrada de dinero antes de solicitarla.

  1. Préstamo personal o préstamo para reforma

La otra alternativa con la que cuentas es solicitar un préstamo personal o para reforma.

En estos casos, podrás obtener de igual forma un crédito monetario, aunque las condiciones, el plazo de devolución y los intereses pueden variar mucho más.

Por lo tanto, debes investigar cuáles son los tipos de préstamos que ofrece cada banco y sus respectivas características antes de contratar alguno.

Asimismo, cabe destacar que existen préstamos para reformas de manera específica.

Se trata de una alternativa con la que puedes recibir hasta 20.000 euros que podrás utilizar para los gastos de la remodelación de la vivienda.

Además, no se requiere de tanto papeleo para que te la otorguen.

Alternativas para obtener una financiación de reforma
Alternativas para obtener una financiación de reforma

¿Resulta factible solicitar una hipoteca para una casa a reformar?

Como puedes constatar por tu cuenta ahora que conoces más sobre este tema, este tipo de reformas son una excelente opción para hacer una gran remodelación en cualquier vivienda.

Ahora bien, la factibilidad de esta opción es algo que puede variar según cada caso personal.

Es decir, según la cantidad de dinero que requiera la reforma, tus ahorros de dinero actuales y tu entrada de dinero fija, ya que te estarías comprometiendo a pagar un tipo de préstamo que tiene menos tiempo de devolución. No obstante, si en tu caso personal la reforma necesaria es menor y estás en una situación económica estable, sí que resultaría factible que te decantes por esta opción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *