23 de May de 2024

¿Es buena idea solicitar una novación hipotecaria?

novación de hipoteca

novación de hipoteca

Rate this post

Nuestra economía personal es algo variable y esto es normal. Un día tenemos un buen puesto laboral con un salario fijo y bien podemos ascender de posición o renunciar de un día para otro. Son cosas que pasan y es entonces cuando nuestra economía personal se puede ver afectada. Ante este tipo de casos, los clientes bancarios pueden evaluar solicitar una novación hipotecaria.

Si estás pasando por esto, debes conocer más sobre qué es la novación hipoteca, por qué deberías solicitarla y saber si en realidad es una idea factible o no.

¿De qué va una novación hipotecaria?

Se conoce como novación al proceso bancario mediante el cual se pueden renegociar las condiciones de una hipoteca.

Si ya has firmado un contrato hipotecario con una entidad determinada, pero justo ahora te ves incapaz de pagar las cuotas mensuales, debes buscar una solución.

Es entonces cuando la novación hipotecaria aparece como una de las mejores opciones a las que puedes recurrir, ya que no tendrás que cancelar la hipoteca, endeudarte o cambiarla de banco.

Claro está, en vista de que tienes que negociar con el banco para que se realicen los cambios que necesitas, siempre existe la posibilidad de que te rechacen la novación.

Además, debes cumplir con el perfil de cliente que ya puede solicitar una hipoteca y contar con el dinero necesario para cubrir todos los gastos asociados a esta operación.

NOTA: Si deseas conocer más sobre estos detalles, puedes revisar un artículo sobre la novación que ya hemos redactado haciendo clic aquí.

Motivos comunes por los que se solicita una novación hipotecaria

Teniendo fresca la definición de la novación hipotecaria y con la oportunidad de acceder a un artículo más centrado sobre el proceso, los gastos, sus ventajas y desventajas, es momento de continuar.

En el artículo de hoy nuestra meta es explicarte si es buena idea o no solicitar este tipo de operación en tu contrato.

Ahora bien, para que tengas en claro por qué podrías elegir esta como la opción más viable, hay que repasar las razones comunes por las que los clientes bancarios la solicitan.

Así que, a continuación, te hablaremos a profundidad de algunas de ellas:

  1. Cambiar el tipo de hipoteca

Sin lugar a dudas, el motivo principal por el que se solicita una novación en la hipoteca es para cambiar su tipo de interés.

Esto es algo a lo que recurren, sobre todo, las personas que tienen una hipoteca variable, para cambiarse a una fija.

¿Qué se quiere decir con esto? Si tienes una hipoteca variable, su costo e intereses pueden aumentar según el porcentaje del euríbor.

Mientras que, con una fija, te aseguras que el costo no varíe.

Así que, si al iniciar tu contrato hipotecario has elegido una de tipo variable y con el paso del tiempo no te ha convenido, puedes cambiar este aspecto por medio de una novación.

  1. Bajar el precio de la hipoteca

El siguiente motivo es intentar abaratar el costo de la hipoteca.

Sí, suena llamativo, pero la verdad es que es una de las razones más complicadas de lograr.

Si bien es cierto que existen opciones de cambios sobre las condiciones que te pueden ayudar a lograrlo.

Por ejemplo, puedes intentar bajar la cuota mensual por medio de reducción de intereses o acortar el plazo del pago y así pagar menos intereses.

Como puedes ver, ante estos casos de ejemplos debes estar bien preparado con tu economía personal para que el banco pueda aceptar el tipo de cambio que quieres hacer.

  1. Obtener más dinero en la misma hipoteca

Ahora bien, supongamos que tu economía personal no ha cambiado para mal, sino para bien y ahora cuentas con un poco más de dinero.

Si ese es tu caso personal y, además, quieres hacer una reforma en la vivienda o invertir dinero en algún proyecto personal, puedes solicitar la novación para que incrementen el monto de la hipoteca.

Claro está, el hecho de que recibas un poco más de dinero, también implica que deberás pagar cuotas mensuales de un monto más elevado.

Así que mucho cuidado con esto, si de verdad quieres solicitar la novación por un motivo de este estilo, debes estar bien preparado con tus finanzas personales.  

  1. Evitar impagos

Si en tu caso personal estás en una situación económica mala de momento, entonces puedes solicitar una novación para extender el plazo de devolución de dinero.

Esto hará que el monto de las cuotas mensuales a pagar se vea reducido.

Por lo tanto, te será más cómodo realizar los pagos y así evitar pasar por un impago.

Asimismo, cabe destacar que también cuentas con la opción de solicitar un período de carencia durante el cual los pagos mensuales se verán pausados.

Claro está, tienes que tener en consideración que ante ambos casos los intereses aumentarán y, por ese motivo, puede que tengas que pagar más dinero a la larga.

No obstante, se trata de una opción que te puede ayudar a sobrellevar tu situación financiera actual.

  1. Añadir o eliminar a titulares del contrato

Este último motivo está dirigido a aquellas personas que incluyeron a alguien más como titular en su contrato o desean hacerlo.

Por ejemplo, si iniciaste el contrato con tu pareja y más adelante se divorcian, pero tú quieres mantener la vivienda, puedes retirarla del contrato con una novación.

De esa manera, pasarías a ser el único titular del contrato y te evitarías problemas a futuro.Si estás en el caso contrario y, en vez de eliminar a alguien del contrato, quienes añadirlo, también podrás realizar este trámite por medio de una novación para tu hipoteca.

Aspectos que debes tomar en cuenta antes de solicitar una novación

Sin duda alguna, la novación hipotecaria es un proceso que te ayudará a generar cambios importantes en tu hipoteca y debes estar preparado.

Por un lado, debes verificar que cumples con los requisitos necesarios y analizar bastante bien si es una decisión que te conviene.

En especial cuando tus motivos están guiados hacia un aumento en el monto de la hipoteca.

Ten en cuenta que luego de hacer la novación, no habrá vuelta atrás, pues es bastante difícil que los bancos acepten una segunda novación luego de ya haber realizado una.

Así que, verifica los requisitos, lleva contigo los documentos necesarios y plantéale al banco la novación cuando ya estés 100% convencido de que es algo que te cunde.

Entonces… ¿Es buena idea solicitar una novación en tu hipoteca?

Teniendo en consideración todo lo que hemos venido repasando al respecto de la novación en las hipotecas, es momento de volverse a hacer la pregunta principal, pues de seguro querrás una respuesta.

Lo cierto es que si cumples con los casos de los motivos frecuentes, sí que puede ser buena idea realizar una solicitud de novación.

De esa manera, podrás reajustar las condiciones de tu hipoteca para que, en la actualidad, puedas cubrir mejor el costo de las cuotas.

En caso de que no te sientas del todo seguro sobre esta idea, siempre puedes evaluar otras opciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *