22 de May de 2024

Cómo comprar la mitad de la vivienda a mi pareja: todo lo que necesitas saber

Cómo comprar la mitad de la vivienda a mi pareja

Cómo comprar la mitad de la vivienda a mi pareja

Rate this post

Hay diferentes razones por las cuales podrías comprar la mitad de la vivienda a tu pareja. Las más comunes son el divorcio o la separación, pero algunos no lo hacen como una manera de mantener los bienes separados para evitar problemas futuros. 

Sea cual sea el caso en que tu te encuentres, es necesario que sepas cuáles son los procedimientos que tienes que seguir para comprar la mitad de la propiedad a tu pareja. 

En este post, queremos darte toda la información que necesitas para hacer esto. 

¿Cómo comprar la mitad de la vivienda a mi pareja en caso de matrimonio? 

Si deseas comprar la mitad de la vivienda de tu pareja en caso de matrimonio, existen diferentes formas de hacerlo. La primera y más común es a través de una compraventa de bienes gananciales. El régimen ganancial establece que los bienes obtenidos antes y durante el matrimonio pertenecen a ambos cónyuges. 

Para ello, ambos cónyuges deben estar de acuerdo con la venta y el precio de la mitad de la vivienda. En este caso, se debe formalizar un contrato de compraventa y se debe inscribir el cambio de titularidad en el Registro de la Propiedad.

Otra opción es a través de una donación por parte de tu pareja. En este caso, se debe formalizar un documento de donación y se debe inscribir el cambio de titularidad en el Registro de la Propiedad. Es importante destacar que en este caso se deberá pagar el Impuesto de Donaciones correspondiente.

En cualquier caso, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia y un notario para garantizar que se cumplen todos los requisitos legales y evitar posibles conflictos futuros.

Es importante destacar que en caso de una eventual separación o divorcio, la mitad de la vivienda adquirida durante el matrimonio se considera un bien ganancial y se divide por igual entre ambos cónyuges. Por lo tanto, es conveniente establecer en el contrato de compraventa o donación las condiciones específicas en caso de una posible separación o divorcio.

Los mismos procedimientos se aplican para matrimonios en los que se haya establecido un régimen de separación de bienes al momento de firmar el acta matrimonial. 

¿Cómo comprar la vivienda a mi pareja en caso de matrimonio
¿Cómo comprar la vivienda a mi pareja en caso de matrimonio

¿Cómo comprar la mitad de la vivienda sin estar casados? 

En este caso, se aplican exactamente las mismas condiciones que como si estuvieras casado: haciendo un contrato de compraventa entre ambas partes, en el que se establecen las condiciones de la transacción y se acuerda el pago de la mitad del valor de la propiedad.

Es importante destacar que en este tipo de compraventa, el vendedor conserva el título de la propiedad hasta que se complete el pago correspondiente. Además, se debe inscribir el cambio de titularidad en el Registro de la Propiedad para formalizar la adquisición.

Otra opción es a través de una escritura de propiedad compartida, en la que se establece un porcentaje de la propiedad que corresponde a cada uno de los compradores. En este caso, se debe acudir a un notario para formalizar la escritura y se debe inscribir el cambio de titularidad en el Registro de la Propiedad.

¿Puedo solicitar una hipoteca para hacer la compra? 

Sí, es posible solicitar una hipoteca para comprar la mitad de una vivienda a tu pareja. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la aprobación de la hipoteca dependerá de tus ingresos y de tu historial crediticio.

De acuerdo con la FHA, los pagos hipotecarios mensuales no deben exceder el 29% de los ingresos brutos. Por lo tanto, es recomendable analizar bien tus opciones de préstamo hipotecario y qué otras opciones tendrías si mejoras tu historial crediticio. 

También es importante tener en cuenta que el pago de la hipoteca, combinado con los gastos no hipotecarios, no debe exceder el 36% de los ingresos brutos.

Esta es una transacción sin garantías que puede tener implicaciones fiscales y legales. Por lo tanto, lo mejor es busques el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de familia y un notario.

¿Qué gastos hay que asumir en caso de haber una hipoteca? 

Adquirir una hipoteca para comprar una propiedad implica una serie de gastos que debes tener en cuenta. Algunos de estos costos están directamente relacionados con la obtención del préstamo hipotecario, mientras que otros están asociados con la compra de la propiedad:

  • Gastos notariales, es decir, todos los pagos correspondientes para el traspaso de la propiedad.
  • Cambio de títularidad

¿Qué se puede hacer en caso de haber una hipoteca para la vivienda que quiero comprar?

En el caso de haber una hipoteca de por medio, lo primero que hay que hacer es presentar la solicitud del cambio del títular en el cambio del préstamo. Después de que la entidad bancaria lo acepte, se puedn hacer dos cosas: 

  • Novación de la hipoteca, es decir, cambias las claúsulas y condiciones hipotecarias. 
  • Contratar una nueva hipoteca, y esta se debe hacer a nombre de la persona que se va a quedar con la propiedad. 

¿Qué impuestos debo pagar al comprar la mitad de la vivienda a mi pareja? 

Al comprar el 50% de una vivienda a tu pareja, tendrás que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que es un impuesto que grava la transmisión de bienes inmuebles. El ITP varía según la comunidad autónoma en la que te encuentres, pero puede oscilar entre el 6% y el 10% del valor de la propiedad.

Preguntas frecuentes

  • ¿Es necesario que la vivienda esté a nombre de mi pareja para comprar la mitad?

Para comprar la mitad de una vivienda que pertenece a tu pareja, no es necesario que la propiedad esté a nombre de ella. Lo que sí es importante es que ambos estén de acuerdo en la transacción y que se realice de forma legal y transparente.

En este sentido, es importante que se redacte un contrato de compraventa en el que se establezcan las condiciones de la transacción, como el precio y la forma de pago. Además, es recomendable que se acuda a un notario para que certifique el contrato y se inscriba en el Registro de la Propiedad.

  • ¿Cómo se calcula el precio de la mitad de la vivienda?

El precio de la mitad de una vivienda dependerá de diversos factores, como la ubicación de la propiedad, las características de la misma y el mercado inmobiliario actual. Por lo tanto, no existe una fórmula exacta para calcular el precio de la mitad de una vivienda.

Una forma de estimar el precio sería mediante la contratación de un tasador inmobiliario. Este profesional realizará una valoración del inmueble y determinará su valor actual en el mercado. A partir de esta valoración, se podría calcular el precio de la mitad de la vivienda.

  • ¿Es posible comprar una parte de la vivienda si mi pareja no está de acuerdo?

La compra de una propiedad es un proceso que implica la voluntad y el acuerdo de ambas partes. Si tu pareja no está de acuerdo en vender una parte de la vivienda, no podrás llevar a cabo la compra sin su consentimiento.

  • ¿Qué documentos necesito para comprar la mitad de la vivienda?

En primer lugar, necesitarás tener un contrato de compraventa firmado entre ambas partes, que especifique claramente el porcentaje de propiedad que se está adquiriendo.

Además, deberás tener las escrituras de la propiedad, que son un documento público que certifica quién es el propietario legal de la vivienda. Las escrituras deben estar actualizadas y en regla, y deben estar inscritas en el Registro de la Propiedad correspondiente.

Otro documento importante es el certificado de deuda pendiente, que es un documento que certifica si la propiedad tiene alguna deuda pendiente, como una hipoteca o una deuda con la comunidad de propietarios. Este documento es fundamental para evitar sorpresas desagradables en el futuro y para asegurarse de que la propiedad está libre de cargas.

Por último, deberás contar con el Número de Identificación de Extranjero (NIE) si eres extranjero, y con el Documento Nacional de Identidad (DNI) o el pasaporte si eres ciudadano español. Estos documentos son necesarios para cualquier transacción inmobiliaria en España.