14 de May de 2024

El VAN y el TIR: qué son, diferencias y cómo calcularlos

VAN y TIR qué son, diferencias y cómo calcularlos

VAN y TIR qué son, diferencias y cómo calcularlos

Rate this post

El VAN y el TIR son dos valores que se utilizan en los negocios para evaluar la viabilidad de un proyecto basado en datos reales. De esta manera, se puede determinar el costo beneficio de una nueva inversión. 

Veamos qué son el VAN y el TIR, y cómo calcularlos. 

¿Qué es el VAN?

VAN es el acrónimo de Valor Actual Neto, su otro nombre es VPN que significa Valor Presente Neto. Sin importar el nombre que utilicemos, lo importante es que este es un indicador económico que le permite a una empresa determinar la rentabilidad de un proyecto de inversión.  

El VAN calcula el flujo de ingresos, gastos e inversión que son necesarios para generar nuevamente el proyecto. Siempre que el valor total sea mayor o igual a la inversión inicial, el proyecto es viable. 

De modo que, el VAN no es más que una fórmula matemática que permite conocer de manera sencilla la rentabilidad de un proyecto de inversión. La fórmula expresa las unidades en valor monetario. 

La verdad es que hay muchas fórmulas que los negocios pueden utilizar para calcular la viabilidad de un proyecto, pero el VAN se encuentra entre los indicadores más utilizados por las empresas. 

¿Qué es el TIR? 

El TIR es el acrónimo de Tasa Interna de Retorno, y también se utiliza para establecer la rentabilidad de un proyecto, solo en que en este caso se determina la tasa de beneficio que tendrá el proyecto, y la fórmula presenta las unidades en valor porcentual. El TIR toma el flujo de caja neto que se ha proyectado y lo compara con el monto de inversión. 

¿Cuál es la diferencia entre el VAN y el TIR?

En esencia, ambas fórmulas tienen el mismo objetivo: determinar la rentabilidad de inversión en un nuevo proyecto. Pero tienen por lo menos dos diferencias. 

La primera es la manera en que ambas fórmulas expresan las unidades. El VAN expresa los resultados en valores monetarios, mientras que el TIR lo hace en porcentajes

La segunda diferencia es que el VAN toma el vencimiento de los flujos de caja más cercanos, de esa manera es capaz evitar riesgos en la inversión a corto plazo, mientras que el TIR evalúa el proyecto completo, y no divide el flujo por periodos o por segmentos. 

También podríamos hablar de otra diferencia: mientras que el VAN permite comparar la inversión de diferentes proyectos para así encontrar la mejor, el TIR no es capaz de comparar diferentes proyectos, ya que solo nos indica la tasa y el tiempo de retorno de alguna inversión. 

Fórmula para calcular el VAN y el TIR

Antes de entrar directamente en cómo calcular el VAN y el TIR debes aprender el significado de cada letra, de esa manera podrás calcularlo con mayor facilidad:

  • F: flujo de efectivo neto, 
  • IO: inversión inicial,
  • N: cantidad de años o períodos,
  • I: tasa de interés,

El flujo de efectivo neto es la resta de los flujos de ingresos y los flujos de egresos durante el periodo de un año. Por ejemplo, si los ingresos fueron de 5.000 euros y los egresos de 3.000 euros, el flujo de efectivo neto serían 3.000 euros (5.000 – 3.000)

Podemos calcular el flujo de diferentes años, los cuales serán representados de esta manera según la cantidad de flujos que calculemos: f1, f2, f3, etc. 

¿Cómo se calcula el VAN?

La fórmula del van es la siguiente: 

VAR = F1(1+) n1 + f2(1+) n2 – Io

Según esta fórmula, el valor neto es igual al número de flujos de caja durante un año (f1, f2, etc.), el cual se divide entre uno más la tasa de interés elevada a la cantidad de períodos. Luego, todo eso se resta a la inversión inicial (Io), y así tendremos el VAN. 

El VAN también se puede calcular con base al BNA (Beneficio Neto Actualizado). En tal caso, la fórmula sería la siguiente: 

VAN = Beneficio Neto Actualizado (BNA) – Inversión inicial (Io)

El BNA  es el valor actualizado del flujo de caja, y se obtiene al estipular el valor de venta al futuro, aplicandole la tasa de descuento. Así se puede sacar el valor presente.  

En este caso, obtendremos tres resultados: 

  • VAN = 0: Lo que significa que el resultado es el igual a 0, y se traduce en que el proyecto no dará ni pérdidas ni ganancias. 
  • VAN > 0: Si el valor es mayor a 0, entonces el proyecto es rentable. 
  • VAN < 0: Si el valor es menor a 0, no es rentable. 

¿Cómo se calcula el TIR? 

Calcular el TIR es un poco más complicado, ya que la fórmula es más compleja. El TIR nos dará la tasa de descuento que permite que el VAN sea igual a 0, por eso es que el valor siempre se representa de manera porcentual. 

La fórmula para calcular el TIR es: 

TIR = T=0n Fn1+in = 0

Cada valor representa lo siguiente: 

  • Fn: es el flujo de caja durante el periodo n. 
  • N: es la cantidad de períodos. 
  • I: es el valor de la inversión inicial. 

El resultado de todos estos valores se identifica como “r”. 

  • Cuando la TIR es < r el proyecto no es viable.
  • Cuando la TIR es > r entonces el proyecto es viable y puede ser aprobado.